ROsh Jodesh y Eclipse de sol - דעת - לימודי יהדות באור החסידות

נושא: Cabalá

ROsh Jodesh y Eclipse de sol

Nombre del rabino: Rabinos del Sitio
  • שאלה

El próximo martes es rosh jodesh y además por este lado de la tierra coincide con el eclipse total de sol que será como 2 horas antes de rosh jodesh tamuz.

¿Cual es la relación entre eclipse y kabbalah?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
  • תשובה
Respuesta 1
Nada hay negativo en la naturaleza. Cada cosa tiene su mensaje positivo

Respuesta 2:
Siempre los eclipses de sol son en rosh jodesh y los eclipses de luna son el 15 del mes. Rosh jodesh o sea el comienzo del mes en el calendario judío, es cuando la luna está entre la tierra y el sol y por eso la vemos oscura porque está iluminada del otro lado y si coinciden en el mismo eje los 3 la luna tapa al sol. Los eclipses de luna siempre son el 15 del calendario judío o el día de luna llena, porque es cuando la tierra se interpone entre la luna y el sol, y si están en el mismo eje la tierra tapa la luz del sol y vemos la luna llena oscura. La Luna representa al pueblo de Israel, y el sol a los pueblos del mundo. En el exilio el pueblo de Israel se apaga y vuelve a renacer constantemente y los pueblos del mundo son los que dominan aparentemente. En la época de la redención la luna volverá a tener luz propia como cuando fue creada al principio de la creación, y así el Pueblo de Israel.

Respuesta 3:
Visión Cabalística del Eclipse de Sol
La Cabalá enseña que cada fenómeno natural conlleva un mensaje del Creador a la humanidad. Cada persona que presencia un fenómeno de esta naturaleza debe intentar, mediante la meditación, de entender la profundidad de su significado y cómo afecta su propia vida. Según la Kabalá, el mensaje inserto en un eclipse solar tiene cuatro dimensiones de meditación las cuales se interrelacionan; cada nivel es precedido por el anterior, los cuales, debidamente inculcados en nuestro inconsciente sirven para acercarnos al Todopoderoso, trayendo como consecuencia perfección, paz y felicidad a la humanidad.

Primera Dimensión – En primer lugar debemos enfocar nuestra intención sobre el fenómeno en el momento del suceso. Durante un eclipse solar, el sol se nos oculta. Según la Torá, el sol simboliza la fuerza y el poder en la naturaleza. Durante un eclipse solar el símbolo primario de poder se esconde temporalmente: éste experimenta una «caída». Cuando meditamos nos damos cuenta que la fuerza de la naturaleza es intrínsicamente limitada y finita, que una parte de ella puede interferir con la otra y que a veces puede «tropezar con ella misma». Su arrogancia se rompe temporalmente para que no pensemos que es omnipotente. Con respecto a nosotros mismos, cuando presenciemos un eclipse solar debemos tratar de sentirlo como nuestro propio ego a fin de alcanzar un nivel de verdadera sumisión y aceptación de que no somos omnipotentes.

Segunda Dimensión – Al disminuir el ego, se levanta el velo que nos impide reconocer al Creador, pudiendo ahora experimentar en nuestra meditación la presencia, a través de la naturaleza, de su omnipotencia, y reconocerlo como omnipotente y omnipresente. En todo Su poder siempre está «aquí y ahora». El momento ideal para sentir que Su esencia nunca se apaga es durante un eclipse, cuando nos damos cuenta que la naturaleza no se creó sola, sino que existe debido a un Todopoderoso omnipotente y omnipresente.

Tercera Dimensión – En este nivel experimentamos toda la naturaleza, inclusive nuestro propio cuerpo y alma, regresando al estado Divino de la «nada» donde estuvimos antes de nacer. El fenómeno del eclipse nos enseña que constantemente todo lo creado regresa a la «nada» para ser nuevamente creado. Esta es la experiencia de la continua recreación de toda realidad. El Todopoderoso no solamente creó el universo para estar presente en Su creación y así vigilarla, sino que él recrea constantemente el mundo; Su Providencia se nos manifiesta a través de su acto de r…

מקורות

Skip to content