fbpx

Ask The Rabbi

Ask The Rabbi

categoría:  Cashrut

¿Quemar el Nombre de Dios?

Nombre del rabino: Rabino Jaim Frim

Una persona con el ánimo de tener una Mezuzá pegada en su puerta, imprimió una copia y la puso en su puerta. Tiempo después se entero que así no es una Mezuzá kosher y la quemó.
PREGUNTA: ¿haber quemado el nombre del creador así sea en copia no kosher, le acarrea algún problema a esta persona?

No hubo intención de hacer idolatría y lo hizo por no conocer las leyes correspondientes. No merece ser castigado sino enseñado.

La prohibición de borrar el Nombre se aplica a cuando fue escrito por santidad, porque si el nombre está escrito para en nombre de lo sagrado, incluso si está escrito en una vasija o prenda, el mismo nombre está santificado y no debe borrarse, y la prenda o la vasija que lo rodea deben cortarse. Será deshonrado.

Pero quienquiera que haya escrito uno de los nombres de Dios por error, por cuanto no tenía la intención de escribir el nombre, no está santificados. Por lo tanto, una persona que tenía la intención de escribir el nombre de Iehudá, y la cuarta letra fue omitido y queda el Nombre explícito se encuentra delante de él, ya que no tenía la intención de escribir el nombre, no hay santidad en él y está permitido borrarlo (Tashbatz tomo 1, 174).

Y un escriba que estaba a punto de escribir en la Torá las palabras “otros dioses”, que significa ídolos, y se confundió y pensó que era un nombre de Dios – no hay santidad en él, porque la Torá se refiere a los ídolos y por lo tanto la santidad del nombre no se puede aplicar a las palabras “otros dioses” (Tashbatz allí).

Un gentil que escribió un rollo de la Torá con los nombres en él, no con intención sagrada, no tiene santidad en él. Pero no debe ser despreciado, por lo que debe ser puesto en la gnizá, enterrado ritualmente. Un idólatra que ha escrito un rollo de la Torá en nombre de su idolatría, debe quemarse el rollo de la Torá que escribió. Y no hay prohibición en esta quema, porque en esos nombres que él escribió no hay santidad, ya que no lo escribió por causa de la santidad del nombre según la fe de Israel. Y para no dejar algo hecho en nombre de la idolatría, los sabios les ordenaron quemar sus libros (Gittin 45, b; Maimónides, Leyes Fundamentos de la Torá 6, 8; Shulján Aruj Ioré Deá 281, 1).

Así como los libros del Tanaj, la Biblia que fueron impresos por los misioneros junto con el llamado Nuevo Testamento, y llegaron a manos de Israel para llevarlos a su religión y atraerlos a la idolatría, deben ser quemados o destruidos de otra manera, para no dejarlos allí (Leyes Tzitz Eliezer 15, 32, 3)

Escribir letras de nombres con un significado diferente

Cada uno de los santos nombres también tiene un significado secular que no es sagrado, y quien escribió las letras de uno de los nombres con un significado diferente, no tiene santidad en su escritura. Por ejemplo, uno de los nombres es א-ל , y esta palabra también se puede usar como preposición, como: “Moshe fue a (אל) Aharón”. Está claro que la palabra “a” en este sentido no es sagrada, y está permitido escribirla y borrarla sin ningún temor.

También uno de los nombres es Tzebakot, lit ejércitos, y esta palabra puede usarse en un sentido mundano, como: “Ejércitos enemigos alinearon a sus soldados frente a la ciudad”. Y de nuevo está claro que en este sentido no hay santidad.

Y también en el nombre de ‘Shakai’, si pretenden escribir Sadí, es decir, un campo que es mío, resulta que escribiremos las mismas letras con un significado diferente, y no hay santidad en ello. Y hay un libro importante llamado ‘Sdei-Hemed’ y nuevamente estas son las mismas letras en un sentido diferente de multiplicidad de campos, y no hay santidad en este escrito, y no hay que temer de usar esta palabra cuando el contexto aclara que es otra palabra diferente al nombre

Y también con respecto al nombre ‘Adon-ai, se puede escribir en otro significado, como por ejemplo adoni, que quiere decir mi amo:

Fuentes