fbpx

Ask The Rabbi

Ask The Rabbi

categoría: 

Por qué no siento como el estudio de la Torá me está afectando?

Nombre del rabino:
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

La Torá es comparada con el pan. 1 Si come masa sin cocer sus intestinos no la digerirán. Su cuerpo no la absorbe y no se convertirá en una parte suya. Pero si usted come pan horneado es digerida por el intestino y es absorbida por los miembros. El pan se convierte, literalmente, en uno con usted. (Es por eso que es tan importante comer Kosher, ya que los alimentos que comemos se convierten en una parte de ti para siempre.)
Lo mismo sucede con el alimento del alma, la Torá. Cuando no es “cocida” (como explicaremos), no se convierta en uno con la persona que estudia aún si estudia abundantemente Torá. La Torá permanece en su propio reino, y él en el suyo propio. Él no recibe alimento de ella como el pan físico que aún no ha sido horneado.

Lo mismo sucede con el alimento del alma, la Torá. Cuando no es “cocida” (como explicaremos), no se convierta en uno con la persona que estudia aún si estudia abundantemente Torá….

Pero cuando la Torá se “cuece” en la persona puede ser absorbida por todos sus 248 miembros. Él y la Torá se convierten en uno.
La Torá tiene que ser “horneada” en el fuego del amor del alma por Dios y su deseo de adherirse a Él. Uno puede estudiar miles de páginas de la Torá y no se verá afectado. Para digerir la Torá para que se impregne todo tu ser, hay que evocar el amor a veces latente del alma hacia Di-s. Este es el fuego que prepara a la Torá para la digestión humana.

Notas al pie
• 1. El pan se hace generalmente con trigo, y el valor numérico de la palabra “trigo” en hebreo (Jitá) es 22, el número de letras en el alfabeto hebreo, con el que la Torá está escrita.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Fuentes

Skip to content