fbpx

Ask The Rabbi

Ask The Rabbi

categoría:  Calendario Hebreo

La Parashá de Nacimiento

Nombre del rabino: Rabino Jaim Frim

De acuerdo a mi búsqueda hecha en este sitio la parasha de mi nacimiento fue metsora.

Y con los comentaristas más importantes, y sobre todo las explicaciones jasídicas de los Rebes de Jabad. Podrás leer el texto de la lectura, los comentarios y una gran cantidad de ideas.
Así comienza la parashá:
1 Dios le habló a Moshé, diciendo:
2 Ésta es la ley concerniente al leproso cuando es purificado y puesto bajo la jurisdicción del sacerdote.
3 El sacerdote saldrá del campamento, donde examinará al leproso para determinar que la marca leprosa haya sanado.
4 Entonces el sacerdote ordenará que para la persona que experimente la purificación se tomen dos aves casher vivas, un trozo de cedro, algo de [lana] carmesí y una rama de hisopo.
5 El sacerdote dará órdenes de que un ave sea degollada sobre agua de manantial dulce en un bol de arcilla.
6 Entonces tomará el ave viva junto con el trozo de cedro, la lana carmesí y el hisopo. Junto con el ave viva, sumergirá [los otros artículos] en el agua de manantial mezclada con la sangre del ave degollada.
Explica el Rebe de Lubavitch en Likutei Sijot
“Cuando entréis en la tierra de Canaán, la cual os doy en posesión, y yo ponga la plaga de tzaraat sobre una casa”.
A lo largo de los cuarenta años durante los cuales el pueblo judío vagó por el desierto, los habitantes nativos de la tierra de Canaán, los edomitas, escondieron sistemáticamente su oro y objetos de valor dentro de las paredes de sus casas para que los judíos conquistadores nunca los encontraran. Después de que los judíos tomaron posesión de la tierra, cada vez que una casa sufría de lepra, la ley de la Torá dictaba que las paredes de la estructura fueran demolidas, revelando los grandes tesoros que contenía.
La propia plaga de la lepra, por tanto, fue lo que llevó al descubrimiento de una riqueza inestimable para los habitantes de la vivienda. De manera similar, cuando venga Mashíaj, veremos que la destrucción del Primer y Segundo Templo Sagrado fue solo con el propósito de revelar un bien superior: el establecimiento del Tercer Templo Sagrado, que existirá para siempre. (Likutei Sijot)
¿Por qué nuestros Sabios describen a Mashíaj como un “metzorá” (uno afligido con una enfermedad parecida a la lepra, donde se forman manchas en la piel) y el Templo Sagrado como “una casa afligida con ‘lepra'”? Dado que hay manchas de maldad en el mundo que impiden que se manifieste la luz de la redención, el poder de estas luces se vuelve hacia adentro y se refleja en las manchas leprosas que se verán en el Mashíaj y el Templo. En última instancia, sin embargo, “el metzorá se purificará” y la luz interior identificada con él se expresará a lo largo de la realidad. Entonces, “el espíritu de impureza será quitado de la tierra”.
Espero que esto haya sido útil. No dude en ponerse en contacto conmigo si desea hablar más sobre esto.
Lev. 14:34
Likutei Sijot, 5764, Levítico

Fuentes