fbpx

Ask The Rabbi

Ask The Rabbi

categoría:  Cashrut

¿Se puede utilizar alimentos cocinados en Shabat?

Nombre del rabino: Rabino Jaim Frim

Kevod Harav

Vivo en Israel con shutafim. Nuestra cocina es kosher. Sin embargo, la familia no religiosa de uno de los shutafim siempre nos da mucha comoda cada vez que el va de visita. El asunto es que ellos no son religiosos, no separan carne y leche (aunque no lo cocinan juntos) y lo ponen en fuego en Shabat. Si bien en teoria esa comida es kosher (todos los insumos) lo usan en utensilios sin separar. ¿Se puede recalentar esa comida en casa con nuestros kelim? En casa tenemos platos de vidrko.

Gracias!

Toda comida cocinada en Shabat está prohibida lejatjila, de un principio y debe ser desechada y no es posible utilizarla ni sacar provecho de ella aunque sus componentes sean casher y se ha cocinado de forma casher.

La regla básica en las leyes de Shabat es que no se debe crear nada nuevo. A lo largo de los seis días de acción del hombre, creado a imagen de Di-s, comprometido en el trabajo de creación y desarrollo, toma materias primas del mundo, las desarrolla y refina, y así continúa el acto de creación. Y así como el Creador descansó de toda la obra de la creación en el día de Shabat, a nosotros también se nos ordenó adherirnos a las normas de Dios y establecer el día de reposo como un día de descanso y santidad. Un día en el que dejemos de hacer toda nueva creación y, al hacerlo, podamos ver el mundo como Dios lo creó y crecer en la fe.

En las leyes de la cocina esto también es el fundamento: cocinar está prohibido porque cocinar hace que los alimentos adquieran un nuevo estatus, de alimentos crudos a cocidos. Pero si la comida ya está cocida, no está prohibido calentarla, porque el calentamiento no crea una nueva esencia en la comida. E incluso cuando el calentamiento realza su sabor, no hay ninguna prohibición en él, cuya regla se toma en nuestras manos: “No hay cocción después de cocción”. Por lo tanto, la pregunta central en las leyes de cocina es: cuándo se considera cocido el plato. Que si se considera cocido, se permite calentarlo en Shabat, y si no, no se debe tomar ninguna medida para ayudar a calentarlo.

Los más grandes Rishonim estaban divididos sobre esto. Algunos dicen que si la comida es apta para comer en momentos de emergencia, ya no tiene la prohibición de cocinado. En teoría, sin embargo, se concuerda que el plato se considera cocinado desde el momento en que termina toda su cocción y se puede servir a los invitados sin tener que disculparse. Y antes de eso, aunque se puede comer en un momento de emergencia, todavía no se define como cocido (Shulján Aruj Seif 4). Calentarlo para acelerar su cocción.

Por ejemplo, hay lugares más cálidos y menos calientes en el brasero, y está prohibido mover un plato que aún no se ha cocinado a un lugar más cálido. Y no se debe colocar una toalla sobre su tapa. Y si abriste la tapa de la olla para comprobar el estado del plato, y resultó que aún no ha terminado de cocinarse, no se debe volver a tapar con la tapa, porque su tapa lo acerca a la cocción.

Pero si el puchero ha cocido todas sus necesidades, se deja trasladar a un lugar más cálido, y si se ha abierto la tapa se deja cerrar. Y está permitido colocarle una toalla para mejorar su calor. E incluso si al hacerlo se elogia el sabor del plato, como por ejemplo en khomin, no hay prohibición en él. También está permitido sacar del congelador la carne que ha sido cocinada para todas sus necesidades antes de Shabat y calentarla (de una manera que no parezca estar cociéndose, como se explica en la Halajá 18). Que una regla básica está en nuestras manos, una vez que el plato se ha definido como cocido, ya no existe la prohibición de calentarlo. (Todo esto se dice con respecto a los alimentos sólidos, pero en los líquidos hay otra discusión).

Un guiso que ha sido cocido todo lo necesario, aunque todavía tenga huesos duros, se considera cocido para todas sus necesidades y se deja tapar y mejorar su calor. Y para quienes están acostumbrados a comer estos huesos, mientras no se acabe su cocción, el guiso no se considera cocido en todo su consumo, no se debe tapar y aumentar su calor.

Por lo tanto no se puede utilizar los alimentos cocinados en Shabat, y en general de personas que no respetan Shabat y no son supervisadas. Tampoco se puede aceptar la comida aunque no se use, y debes dejar en claro de buena manera los motivos.

Que gracias a tu esfuerzo, puedas influenciarlos para que sientan la necesidad de cumplir la Torá y los Preceptos para acelerar la llegada del Mashíaj.

Fuentes

Shulján Aruj, Halajot Shabat