fbpx

Ask The Rabbi

Ask The Rabbi

categoría:  Cashrut

Hacer comida en olla fleishig para transferirla a otros utensilios

Nombre del rabino: Rabino Jaim Frim

A veces quiero hacer una gran sopa de verduras parve en una olla de carne (la más grande) y luego poner un poco en ollas o tazones de carne o parve. ¿Es esto permisible?

Las cuestiones de nat bar nat (sabor eliminado dos veces, es decir, la comida en la olla y luego la olla en la comida) a menudo son complejas debido a las múltiples permutaciones de lejatjila (acción adecuada) y bedieved (después del hecho). Pasemos de las reglas a los detalles.

Los amoraim discuten si la comida parve que se coloca caliente sobre un utensilio cárneo (utilizado con carne) se puede comer con leche y legislaron con indulgencia (Julin 111a). Por lo tanto el Shulján Aruj (Ioré Dea 95:1) establece que uno puede mezclar alimentos parve cocidos en una olla cárnea (nat bar nat de cárneo) en alimentos lácteos. Sin embargo, el Ramó (a quienes siguen los Ashkenazim) dictaminan que cocinar alimentos en una olla es más severo que simplemente colocar alimentos calientes en un utensilio. Dice que en el primer caso el alimento originalmente parve no puede mezclarse con el alimento lácteo (ad loc. 2).

Sin embargo, el Ramó incorpora algunas indulgencias. Si la comida cocinada en la olla cárnea se mezcló posteriormente con la comida láctea se puede comer, bedieved. Además, la comida parve puede lejatjila ser colocada caliente en un utensilio lácteo sin afectar el estado de la olla o la comida (ibíd.). Por lo tanto, la sopa que describe se puede colocar en una olla o tazón lácteo.

Sin embargo, hay un factor que complica la situación: otro nivel de lejatjila. El Beit Iosef cita a varios Rishonim que dicen que uno no puede establecer lejatjila en una situación de nat bar nat. Si bien su opinión final no está clara los poskim sefardíes más prominentes (ver Kaf Hajaiaim, Ioré Deá 95:1) dicen que uno no debe poner comida parve caliente en una olla cárnea si tiene la intención de mezclarla posteriormente con lácteo. La pregunta es si hay otros casos en los que un alimento sería tratado como parve bedieved, pero no debería ser “creado” de esa manera.

Un ejemplo de ello es cuando no se ha utilizado una olla cárnea dentro de las 24 horas anteriores al uso de parve. El Ramó dice que en tal caso la comida resultante es lo suficientemente parve como para mezclarla con lácteo. El Gaón de Vilna (95:10) dice que en tal caso incluso se permite lejatjila cocinar el parve en esa olla cárnea con la intención de mezclarla con lácteo. Sin embargo el Jojmat Adam (48:2) dice que no se debe cocinar en la olla con esa intención y esta es la posición más aceptada.

Con respecto a su primera pregunta específica, hacer la sopa en una olla cárnea con la intención de ponerla en una olla láctea hay un majloket, controversia entre los ajaronim. Entre las autoridades anteriores, el Baj lo permite y Pri Megadim (Mishbetzot Zahav 95:4) lo prohíbe. Entre las autoridades contemporáneas, Rav Moshe Feinstein (Igrot Moshé, Ioré Deá III:10) se inclina hacia la indulgencia, mientras que varias autoridades menos prominentes se inclinan hacia la rigurosidad (ver diferencias de grado en Badei Hashulján 95:30, Maadanei Hashulján (95:23), y Leyes de Kashrut (Artscroll), p. 242). (Tenga en cuenta que hay opiniones serias que incluso creen no deben ponerse en una olla láctea (vea la discusión en Darjei Teshuvá 95:23). Parece ser una mejor política tener una olla parve grande para sopas grandes para evitar este problema. Sin embargo, en los casos en que esto no sea fácilmente factible la flexibilidad es legítima.

En los casos en que exista una razón adicional para la flexibilidad, uno puede ser indulgente libremente. Respecto el segundo caso sobre el que preguntas, donde el segundo utensilio es en sí mismo parve, no lácteo. Dado que nada puede salir mal con la comida en este utensilio y es solo una cuestión de hacer el utensilio cárneo, no tenemos que ir tan lejos en nuestra preocupación. También tiene sentido que si la olla cárnea no se ha usado en 24 horas se permite cocinar en ella con la intención de poner la comida en una olla láctea.

Es importante darse cuenta en preguntas como estas de que “todas las propuestas se cancelan” si se trata de cebollas u otros vegetales picados que se saltearon en la olla o se cortaron con un cuchillo (Ramó, ibíd.). Los detalles están más allá de nuestro ámbito actual.

Julin 111a

Shulján Aruj (Ioré Dea 95:1)

Pri Megadim (Mishbetzot Zahav 95:4)

Fuentes