Hablar con una amiga por internet - דעת - לימודי יהדות באור החסידות

Ask The Rabbi

Ask The Rabbi

categoría:  Conceptos básicos

Hablar con una amiga por internet

Nombre del rabino: Rabino Jaim Frim
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Shalom estimado Rabino, necesito saber si el echo de tener una amiga casada, con la cual tenemos soĺo contacto virtual, es esto considerado como pecado. He oído que Internet está “prohibido” por los rabinos en varias comunidades religiosas judías; se considera una de las “herramientas de Satanás”. Sin embargo, es obvio que Jabad usa Internet como una herramienta para servir a Di-s . ¿Qué dice la Torá sobre el uso de este medio?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Iosei, hijo de Iojanán de Jerusalén, decía: Deja que tu casa esté abierta de par en par y que los pobres sean miembros de tu casa. Y no entables conversaciones excesivas con una mujer. Esto se dice incluso con respecto a la propia esposa, cuánto más con respecto a la esposa de otro. Por lo tanto, los sabios dijeron: Quien conversa en exceso con una mujer se causa mal, descuida el estudio de la Torá y, al final, hereda el purgatorio.

Basado en las enseñanzas del Tania y las declaraciones del Rebe con respecto a los medios modernos, se puede decir que Internet en sí mismo es neutral. Aparte de aquellas entidades específicamente prohibidas por la Torá (ya sea la ley escrita u oral), como los alimentos no kosher, el estado de cada objeto está determinado por la forma en que se usa.

Un cuchillo podría ser una buena analogía. Tiene la capacidad de hacer mucho daño y ha matado a muchísimas personas. Pero cuando se usa correctamente también tiene la capacidad de hacer la vida más cómoda e incluso de curar a los peligrosamente enfermos. Y a pesar del potencial negativo de los cuchillos, continuamos usándolos en nuestros hogares, aunque tenemos cuidado y nos aseguramos de que no caigan en manos de los niños.

No hay duda de que con respecto al alcance judío y las oportunidades educativas, Internet no tiene igual en su capacidad para difundir la información y los valores de la Torá. Nunca antes el judío promedio, incluso los que viven en las comunidades más remotas, ha tenido acceso a tal riqueza de conocimiento de la Torá. Personalmente tuve la oportunidad de compartir el mensaje de la Torá con judíos de los lugares (y situaciones) más inusuales y exóticos imaginables, lo que hubiera sido casi imposible sin Internet.

Como tal, no es de extrañar que Jabad, cuya misión es tocar a todos los judíos mediante la difusión de nuestra hermosa herencia, haya invertido tanto en Internet.

Esta idea tiene sus raíces en la creencia de que “Todo lo que Di-s creó en Su mundo, no lo creó sino para Su gloria” (Ética 6:11). Internet también es creación de Di-s, con la intención de aumentar Su gloria; para llevar al mundo a una mayor conciencia de su Creador.

Sin embargo, lo anterior no debe malinterpretarse como un respaldo general a Internet. Desafortunadamente, hay muchas cosas que están mal en Internet, no es necesario dar más detalles sobre este punto, y debemos tomar las medidas adecuadas para protegernos a nosotros mismos y a nuestras familias de los sitios y actividades dañinos disponibles con un clic del mouse.

Entonces, ¿debería usted o yo permitir Internet en nuestros hogares? Esa es una decisión personal que todo individuo debe tomar después de un análisis cuidadoso y honesto de su situación particular (a menudo, un rabino o un mentor sabio pueden ayudar con tal evaluación). Y ciertamente entiendo por qué ciertos rabinos se oponen firmemente al uso de Internet. Personalmente, solo uso Internet en el trabajo y no tengo acceso en casa. A veces esto es un sacrificio, pero para mí los riesgos superan los beneficios en casa. Quienes sí lo tienen en casa deberían tener instalados controles y filtros adecuados. Según el FBI, “Los factores más importantes para mantener a su hijo seguro en línea son la utilización de software de bloqueo apropiado y / o controles parentales, junto con discusiones abiertas y honestas con su hijo, monitoreando su actividad en línea. ” 3

Pero esto no tiene nada que ver con la importancia de utilizar este increíble medio para difundir la Torá y el judaísmo.

Fuentes

Skip to content