El caso de los Sforim constituyó un asunto celestial similar a Yud Tes Kislev. parte 2 - דעת - לימודי יהדות באור החסידות

Ask The Rabbi

Ask The Rabbi

El caso de los Sforim constituyó un asunto celestial similar a Yud Tes Kislev. parte 2

Hablando del incremento en hafatzat hamaianot que se espera de nosotros ahora, después de la victoria, el Rebe usó términos como שלא בערך מערער — incomparablemente más y de mayores dimensiones que antes. Así como la enseñanza y difusión de Jasidut del Alter Rebe cambió y creció dramáticamente después de su liberación, marcando el comienzo […]
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on email
Share on print

El caso de los Sforim constituyó un asunto celestial similar a Yud Tes Kislev. parte 2

Hablando del incremento en hafatzat hamaianot que se espera de nosotros ahora, después de la victoria, el Rebe usó términos como שלא בערך מערער — incomparablemente más y de mayores dimensiones que antes. Así como la enseñanza y difusión de Jasidut del Alter Rebe cambió y creció dramáticamente después de su liberación, marcando el comienzo de una nueva era conocida como “נאך פעטערבורג”, el Rebe no sólo convocaba a un aumento en la hafatzat hamaianot después de la victoria, sino al inicio de un período completamente nuevo en este sentido. Un factor clave en la historia de la victoria de Hei Tevet fueron las famosas palabras dichas por la Rebetzn en su testimonio; que su padre, el Frierdiker Rebe, y todo lo que poseía, pertenecía a los Jasidim. Poco después de la shivá por la Rebetzin en el año 5748, el Rebe habló de su colaboración a la victoria del caso judicial. En una sijá del 2 de Adar 5748 el Rebe dijo: “Con respecto a la historia de Yud Tes Kislev, el Alter Rebe enfatizó en su carta que su liberación fue grandiosa y maravillosa a los ojos de las naciones del mundo… De manera similar, la nifteres [la Rebetzn] respondió de una manera que impresionó incluso a los no judíos, diciendo que su padre, el [Frierdiker] Rebe, junto con todos sus sforim, pertenecen a los Jasidim. Esto provocó que los no judíos lo afirmaran en su veredicto también…” Este sentimiento también tiene un paralelo con un factor clave en la historia de Yud Tes Kislev: En la carta a la que hace referencia en aquella sijá, escrita poco después de su liberación, el Alter Rebe destacó que la grandeza del milagro fue justamente el hecho de que ocurrió ante los ojos de los ministros de las naciones, trayendo así un gran kidush Hashem. Como fuera mencionado, todo lo anterior culminó con el establecimiento de Hei Tevet como un Yom Tov por parte del Rebe; un yom segula y un et ratzon. De hecho, al hablar sobre Hei Tevet en los años siguientes, el Rebe incluso afirmó que este Yom Tov tiene un ‘mandamiento’ especial: comprar y reparar sforim. Teniendo en cuenta todas las palabras del Rebe durante el caso judicial, especialmente durante Jánuca 5746, y cómo el Rebe comparó constantemente esta historia con Yud Tes Kislev, y que continuó hablando de esta manera incluso después de la victoria en Hei Tevet, como así también el llamado a la acción incitado a su paso, recibimos ahora un nuevo aprecio por el verdadero significado del Yom Tov de Hei Teves. En pocas palabras, Hei Tevet es el Yud Tes Kislev del Dor Hashvii. A Gut Yom Tov!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Skip to content